Skip to content

Las oportunidades

¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es mi propósito? El real significado del hombre viene de comprender y cumplir el propósito de Dios al crearnos, el cual debe ser el punto de partida. Puede que las grandes oportunidades vengan una vez en la vida, pero las pequeñas oportunidades nos rodean día tras día

Rick Warren

El segundo significado de oportunidad es, circunstancia, momento o medio oportuno para realizar o conseguir algo.

Los cuestionamientos que nos hacemos a nosotros mismos en relación al porqué y para qué de nuestra vida, qué es lo que queremos ser y hacer, nos permiten descubrir nuestra esencia y dar luz hacía donde queremos llegar, nos catapultan a nuevas experiencias, es por esta misma razón que debemos mantenernos abiertos al cambio e incluso a reinventarnos cada día, Dios nos ha llamado con grandes propósitos y nuestro pensamiento no pude ser inferior a ese llamado, debemos estar dispuestos y atentos al mover de Dios, porque sus tiempos son perfectos, el sólo necesita mentes renovadas que sean útiles a sus propósitos.

Por mucho tiempo había querido estudiar teología para ampliar mis conocimientos acerca de Dios y su reino, por más de veinte años persiguiendo este sueño que por momentos me parecía imposible. El factor económico, el tiempo o el encontrar un Instituto o un Seminario Teológico que llenara las expectativas entre otros, eran factores que de una u otra manera se mostraban siempre adversos a mis propósitos pero guardaba la esperanza de que la oportunidad se presentara en cualquier momento. Dios nunca llega antes ni después.

Quiero decirles que los sueños sólo los ven hechos realidad quienes los colocan en las manos de Dios, los persiguen, y dan por sentado que la oportunidad se presentará. Cuando persigues los sueños, debes prepararte física, emocional y espiritualmente, porque si los colocaste en las manos de Dios llegarán cargados de un sinnúmero de posibilidades y experiencias que tal vez no creías posibles, pero que precisamente era lo que necesitabas.

Es la oportunidad para dar gracias a Dios por la universidad Seminario Teológico Visión y Vida, que nos ha abierto las puertas

para sumergirnos en este mar del conocimiento, de las sagradas Escrituras. Esta universidad me ha permitido crecer a nivel personal, como pastor, esposo y por supuesto como familia.

Por lo que puedo decir que para eso y para esto estoy aquí, porque creo que es el tiempo y el medio indicado para desarrollar y cumplir mi propósito en esta vida.

Puedo testificar que ha sido una de mis experiencias más enriquecedoras con el Señor, quiero motivar a quien pueda leer este artículo a que se dé la oportunidad de esta maravillosa experiencia.

Concluyo con las palabras de Simón Bolívar que dice: un hombre sin estudio es un ser incompleto.

Redactado por: Pastor Deibis Gámez Altamar