Skip to content

Importancia de la biblia

“Un muchacho notó un libro lleno de polvo sobre un estante alto. Eso despertó su curiosidad y le preguntó a su madre acerca de él. Avergonzada, ella explicó precipitadamente: “Ah, es una Biblia. Es el libro de Dios”. El muchacho pensó por un momento y luego dijo: “Bueno, si es el libro de Dios, ¿por qué no se lo devolvemos? De todas formas, aquí nadie lo usa”.

La mayoría de los cristianos llegan a entender la Biblia como la historia del amor redentor de Dios. Es una historia que es muy importante en sus propias vidas.

A pesar de que el cristiano ha puesto su fe en Dios, es posible que todavía no se dé cuenta de que las palabras de Dios en la Biblia son importantes y necesarias para su crecimiento en la fe y para formar su carácter.

Cuando Dios hablo a Josué sobre los preparativos para la conquista le dijo: “Levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel” (Josué 1:1) Aunque ellos no habían cruzado el Jordán Dios les dijo que ya se las había entregado…Dentro de todas las observaciones que Dios le hizo a Josué hay una en la que hizo especial énfasis…”Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditaras en él…porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien…

Dios le entregó a Josué la garantía de que todo estaría bien, pero eso sólo sería posible si él se mantenía guiado por la ley de Dios que es su palabra, hemos de notar entonces la importancia de  la palabra de Dios en la vida del cristiano.

Buscamos entre líneas, escritos y textos, algunas frases ricas en descripciones o detalles, que pudieran dar cuenta o testimonio de la importancia de la palabra de Dios en el ser humano. Escritos profusos en poesía lirica para darnos cuenta que la poderosa palabra de Dios no necesita ser descrita, porque ella se describe así misma; no necesita ser defendida por que ella es un arma poderosa de defensa, no necesita ser embellecida, porque ella es quien embellece las vidas, no necesita que la describas como poderosa

porque ella es la que da poder y autoridad. La palabra de Dios es  un sin número de cosas que nunca en nuestro finito entendimiento alcanzaríamos a describir y comprender

A lo largo de la existencia, la palabra de Dios ha sido amada; deseada, leída, cuestionada, quemada, escondida, desechada, mal interpretada, negada y muchas otras cosas más.  Sin  embargo, nada ha sido suficiente para que ella pierda importancia o poder, la palabra de Dios es y será siempre la luz en medio de la oscuridad, el sendero para el perdido, la esperanza para el desesperanzado; el aliento para el desalentado. La medicina para el enfermo. Es el principio de la sabiduría eterna, por esta razón el hombre que la escudriña se hará poseedor de tesoros de sabiduría, ella es la luz divina que nos saca de la oscuridad del mundo, es profecía y es revelación.

A través de ella conocemos la voluntad de Dios que nos guiará por caminos de rectitud, genera cambios en nuestras vidas y nos ayuda a transformas las circunstancias difíciles, aprendemos a superar la adversidad y a crecer espiritualmente

La palabra de Dios nos permite romper viejos paradigmas y abrir el pensamiento al entendimiento profundo de sus revelaciones y liberar tensiones, adquirir el poder para realizar milagros y renovar nuestra mente. Nos enseña la verdad, nos libera de la esclavitud del pecado, dirige nuestros pasos, corrige nuestras malas actitudes, nos enseña a resistir las tentaciones y al diablo; nos da seguridad y protección, revela las promesas de Dios y nos permite descubrir nuestro propósito en la vida, Nos guía para tomar decisiones sabias, nos conduce a realizar nuestros sueños y nos muestra todo un mundo de posibilidades para creer en el futuro de manera positiva.

Se hace necesario que en este último tiempo de la historia de la humanidad, se debe retomar la única fuente inamovible e inagotable que es la Palabra de Dios. La Biblia, entonces, es la verdad divina expresada en el idioma humano, ya que el Espíritu Santo inspiró a estos grandes hombres a escribirla

La Biblia es la evidencia de que Dios nos ama, en ella están todas las promesas, los llamados a una vida mejor, y a una entrega de nuestro corazón a él…La Escritura, que es la Palabra de Dios, se describe como: viva, activa y eficaz, más aguda que cualquier espada de dos filos, penetrante a la división del alma y del espíritu, de las articulaciones y de la médula, y discerniendo los pensamientos e intenciones del corazón. Y ninguna criatura está oculta de su vista, pero todos están desnudos y expuestos a los ojos de Aquel a quien debemos dar cuenta (Hebreos 4:12-13)

Redactado por: Osiris Gámez Altamar